26 oct. 2016

Vivir mirando el mundo

Después de muchos años he descubierto un sitio maravilloso. He venido antes muchas veces, pero nunca yo sola.
A veces nos hace falta prescindir de todo lo demás y quedarnos solo con nosotros mismos para apreciar realmente la magia.
He descubierto el mar, después de años observándolo; después de verlo tantas veces, tantas horas, tanto estudio. He descubierto el mar.
Un mar que cura, un mar hermoso, que calma y acuna el alma.
He descubierto también que el mundo es bonito, aunque tenga partes feas y que la esperanza se puede encontrar en los detalles más pequeños.
He descubierto que necesitamos aprender a apreciar los lugares que tenemos cerca.
He aprendido que tenemos que hacer más cosas que nos hagan sentir vivos y menos de aquello que no nos llena.
He descubierto que todos los atardeceres son hermosos y que debes compartirlos siempre con quien los sepa apreciar. Sino, lo mejor es verlos en soledad.
He descubierto que la vida es más bonita con la gente que te quiere como eres. Que todo es diferente cuando sientes que te vas encontrando.
Que puedes ver un lugar un millón de veces con la persona equivocada y después descubrirlo de nuevo con otros ojos.
He aprendido a rodearme de positividad, optimismo, alegría y calma. He descubierto que eso es lo que realmente me hace feliz.
He aprendido que los días grises también tienen un poco de sol.
He descubierto una parte de mi que no conocía y que cuando sales del caparazón, descubres un mundo maravilloso que llevaba esperándote todo este tiempo.
He descubierto que el mundo se equivoca. Que lo que más importa es lo de menos y lo que menos importa es lo más valioso.
He descubierto que hay placeres que no cuestan nada y que sólo te sentirás en casa en los lugares donde eres feliz.
Queda tanto por descubrir en este mundo, que me pregunto ¿Cuántas cosas he visto sin llegar a apreciar aún?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta! Por aquí no mordemos ;)