16 feb. 2016

Brillemos

Las personas olvidamos nuestro propio brillo porque, normalmente, estamos demasiado ocupadas admirando el de otras. Si en lugar de intentar imitar esos pequeños detalles nos centráramos en buscar aquellos que nos hacen a nosotros especiales, quizás no necesitaríamos toda una vida para encontrarnos, para saber quiénes somos reamente; y si en nuestro camino nos parásemos a decir a los demás que es lo que les hace brillar, nos sorprenderíamos encontrándonos unos a otros, como si de un juego se tratase, nos descubriríamos esos pequeños detalles que normalmente pasan desapercibidos para nosotros mismos, pero que lo significan todo para los demás. Y en este enredado camino que es la vida, haríamos algo más importante, dejar huella; no en la tierra, no de todas las formas superficiales que hay, hablo de dejar huella en las personas, estableciendo lazos invisibles que unen a la gente a través de quilómetros de distancia; esos que hacen que pienses si esa persona también te está recordando a ti en este instante; esos que te hacen sentir vivo, brillante para alguien, especial, diferente e incluso afortunado.
Quizá el sentido de encontrarse a uno mismo no radica en el tiempo que nos pasamos buscando, sino en lo que encontramos por el camino; lo que cambiamos sin darnos cuenta; todo aquello y aquellos a los que descubrimos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta! Por aquí no mordemos ;)