5 abr. 2012

Dicen los sueños que todo es eterno, que no existe el dolor, ni la decepción. Me susurran al oído, como un tierno amante, y dicen frases de esperanza que me hacen estremecer. Murmuran lentamente, palabras mágicas que sé que morirán al despertar. Pero ese es su trabajo, hacer que vivas en el país de Nunca Jamás. Y que cuando despiertes sólo puedas pensar en el momento de volver. Pero ten cuidado...el reino de los sueños termina cuando abres los ojos a la realidad, y es en ese momento donde tienes que comenzar a luchar por hacerlos de verdad, porque para eso están los sueños... para cumplirlos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta! Por aquí no mordemos ;)