17 ago. 2011

Amar...

- ¿Cómo puede ser que siempre estés feliz?
- ¿Cuándo estás enamorado eres feliz?
- Si. Entonces... ¿tú siempre estás enamorada?
- Exacto.
- ¿Cómo puede ser?
- Yo vivo enamorada. Enamorada del mundo, de sus silencios y sonidos, de la naturaleza, de todas las personas que, cada día, hacen cosas buenas por los demás; del sol y su calor, del mar y sus incesantes olas, de la luna y su mágica luz. Amo las estrellas, que iluminan el cielo nocturno; los bosques, de admirable belleza durante el día y tenebrosos por las noches; el acelerado latido del corazón de dos enamorados, la música creada por el hombre deseoso de hacerse oír y los libros que transmiten sentimientos plasmados en papel, las personas que intentan mejorar, las madres que aman a sus hijos y los padres que les enseñan el mundo, el lento crecer de las flores, las poesías entre amantes, las cartas escritas a mano, el aleteo de las mariposas, sentir una caricia que te despierta durante la noche, mirar a los ojos a la persona por la que dejarías todo.
Simplemente estoy enamorada de todo, ya que todo es lo que tengo. No te fíes de lo que ven tus ojos, pues quizás, lo más importante no es la apariencia, sino el espíritu y los sueños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta! Por aquí no mordemos ;)