11 sept. 2012

Permíteme





Déjame darte un comienzo. Tan solo dame un segundo para demostrarte que no todo el mundo es igual, que a veces una persona puede hacer que todo el dolor del pasado se esfume con una sola mirada.

Déjame un pequeño hueco por el que entrar en tu muralla o simplente echa un vistazo a lo que hay fuera; te darás cuenta de que hay gente que esta dispuesta a trepar y entrar ahí como sea.

Únicamente pido la oportunidad que yo te he dado. Concedeme eso y prometo hacer lo posible para poner una sonrisa en tu cara cada día, a pesar de mis rarezas y locuras; te doy mi palabra de que intentaré producirte mas alegrías que penas.

Déjame entrar en tu mundo, con todo lo que conlleva.

Permíteme alumbrar tu oscuridad, enseñarte a vivir sin pensar las cosas y ayúdame a aprender a dar importancia a todo.
Pero ahora que lo pienso, no hace falta que tú me lo permitas; poco a poco, quitaré ladrillos, entraré cuando menos te lo esperes. Porque, esta vez, no pienso rendirme, he visto algo en ti por lo que vale la pena luchar.

1 comentario:

Comenta! Por aquí no mordemos ;)