31 ago. 2012

Esperando

No soy la típica chica por la que los hombres se vuelven locos, no soy aquella por la que hacen cola, no soy la persona por la que alguien suspira, tampoco soy a la que miran a los ojos diciendo te quiero, con la esperanza de ser correspondidos; no lloran ni ríen por mi, no piensan en mi al despertarse o al acostarse.
Soy simplemente una mas del montón, con mis imperfecciones y locuras, soy de esas que se crean una muralla al rededor de los sentimientos para que nadie las lastime. No soy perfecta, por supuesto, no tengo un cuerpo ideal, ni una voz de terciopelo, no tengo piel tersa, ni cabello sedoso, no se hacer nada en especial, solo ser yo, tampoco tengo una personalidad arrolladora, ni modales exquisitos...nada de ropa cara, ni joyas brillantes.
Soy yo misma intentando que alguien me vea entre la multitud, soy solo una chica más, que espera que alguien le diga lo bonita que esta por la mañana, despeinada y adormilada; que la lleven a un lugar recondito y en lugar de ver el paisaje la miren a ella.
Pero la gente busca lo fácil, ¿por qué trepar una muralla cuando hay personas que llevan los sentimientos al descubierto? ¿para qué esforzarse tanto?
Sólo espero a alguien lo sufientemente paciente como para dedicar tiempo a quitar ladrillos, a explorar, a llegar hasta mi.
Seguiré esperando...










1 comentario:

  1. Me sentí muy identificada con tus palabras, yo era igual hasta que por fin encontré a “esa persona”.
    Nunca dejes de esperar, porque estoy más que segura que llegara cuando menos te lo esperes =)
    Abrazo~

    ResponderEliminar

Comenta! Por aquí no mordemos ;)