24 ago. 2012

Cuando la soledad se hace insoportable, cuando el alma grita suplicando comprensión, cuando sólo buscas una mano que te ayude y no encuentras a nadie a tu lado, te das cuenta de que el único que tienes en el mundo es a ti mismo.
A través de los años eres tú quien debe luchar por ti. Nadie permanece para siempre, todo es etéreo, volátil.
Y si caes y nadie te socorre, levántate tú, porque a veces no hace falta el apoyo de alguien, sólo la fortaleza del alma para continuar una vez más tu camino.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta! Por aquí no mordemos ;)