24 abr. 2012

Ser...

Es gracioso como las personas nos empeñamos en tropezar una y otra vez contra la misma piedra, aun sabiendo que va a doler. Es curiosa la forma en que conservamos la esperanza incluso cuando deseamos perderla. Es interesante el hecho de que digamos siempre ''no me volverá a pasar'' sólo para darnos cuenta de que estamos de nuevo como antes. Puede que nuestra naturaleza sea siempre buscar el camino que más daño nos hará... pero por lo menos así disfrutaremos con mayor intensidad los tenues rayos de luz que iluminaran el largo e inquebrantable camino.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta! Por aquí no mordemos ;)