29 jun. 2011

El comienzo

He dicho que el día que todo ocurrió, comenzó como un día normal, mientras observaba las estrellas. Pues me equivoqué. Otra vez.
El día que todo ocurrió, unos ojos azules, tan hermosos como fieros, se fijaban en mí con odio. Y fue en ese instante, cuando todo cambió. Él cambió todo mi universo y me devolvió lo que más deseaba. La vida.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta! Por aquí no mordemos ;)