16 may. 2011

Bajando a la Tierra (Adelanto)

El día de mi muerte hacía sol y los pájaros cantaban.
Después de hablar con mi hermana Seels, fui a donar sangre. Esa fue la última cosa que hice.
Lo único que recuerdo es estar tirada en el suelo, y al levantarme, me ví, ví a un hombre huír, y no lo comprendí hasta que llegó la policía.
Desde ese momento he estado al lado de mi familia todo el tiempo, velando por ellos, cuidándoles... pero la única que me percibe es mi hermana. En ocasiones, cuando está triste, yo me siento a su lado y la observo, a veces la acaricio para que no se sienta sola. Y ella me habla, aunque yo no puedo contestarle.
Desde hace un tiempo, intento advertirla en los sueños, del peligro que corre, pero él siempre me encuentra. Ella no entiende lo que le digo, ya que la barrera entre los dos mundos en que vivimos es demasiado fuerte. Se me acaba el tiempo, y sea como sea tengo que comunicarme con ella. Antes de que sea tarde.
No quiero ver a mi hermana aquí. No tan pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta! Por aquí no mordemos ;)